Archive for July, 2016

PREXIT e independencia no son opción, lunes 18 de julio, 2016

PREXIT e independencia no son opción
Hernán Padilla
El referéndum en el Reino Unido para decidir su relación con la Unión Europea sirve para demostrar diferencias entre Puerto Rico, un territorio con ciudadanos americanos con una mayoría aspirando a integrarse como estado de la Nación, y los 28 países de Europa que crearon una comunidad de naciones independientes.

EEUU es una federación en la que cada estado retiene poderes no delegados al gobierno federal; una Nación de ciudadanos nacida de las aspiraciones de democracia, libertad e igualdad, vertidas en una Constitución que garantiza los derechos del ciudadano por encima de los poderes de los estados y que limita los poderes del gobierno federal.

La UE es una organización internacional creada para promover una integración entre 28 naciones que surge de tres acuerdos comerciales y acuerdos económicos que se expande con el Tratado de Lisboa del 2009 para incluir política exterior común y la cooperación policiaca y jurídica que establece una personalidad jurídica. Es un sistema híbrido de gobierno “transnacional” y cooperación multilateral.

Entre las razones que han motivado la salida de Gran Bretaña sobresalen el control de las fronteras y los refugiados que han impactado los servicios de salud, educación, empleos y negocios y que la nación tenga que aportar $16,000 millones para gastos de la Unión Europea. En PR hay quienes abogan por la independencia y utilizan la Junta Fiscal Federal como excusa para promover su ideología con una especie de PREXIT.

No es cierto que “el ELA sea un status de gobierno propio como entidad política autónoma” como alega García Padilla. El estatus colonial no cuenta con el respaldo del pueblo de PR, ya que una mayoría le revocó su consentimiento, el PPD admitió que “está incapacitado de servir de cara al futuro y el Tribunal Supremo concluyó que el ELA no tiene soberanía propia.

En el 2011, el Grupo de Trabajo de Casa Blanca confirmó que la “libre asociación es un tipo de independencia” que no cabe bajo la Constitución americana. Sería un pacto basado en la soberanía nacional de cada país que puede ser revocado unilateralmente en cualquier momento; y que la ciudadanía americana no se garantiza permanentemente y no se confiere a las generaciones sucesivas.

Aunque la Ley del Gobernador Electo estableció que “los derechos, privilegios e inmunidades de Estados Unidos se respetarán en el territorio de PR hasta el mismo grado que si fuese un estado”, la Cláusula Territorial le otorga al Congreso el poder de gobernar los territorios como PR.

Esta condición política inferior evita que los ciudadanos en PR disfruten plenamente de todas las garantías constitucionales, los derechos y libertades civiles, y las oportunidades de desarrollo personal y colectivo que le corresponden a todos los ciudadanos americanos.

No podemos ignorar que PR no tiene la riqueza de Gran Bretaña. Casi la mitad de la población vive por debajo de los niveles de pobreza y PR depende de$23 Billones de ayudas y transferencias federales. Durante el 2009, se recibieron $7.7 billones para Seguro Social, retiro e incapacidad, Medicare, vivienda y Sección 8 y Becas Pell y $4.4 billones por desempleo; $7.5 billones para ayudas federales; $600 millones para contratos y servicios; y $1.2 billones para empleados federales, la mayoría puertorriqueños.

Un informe detallado para el 2010 confirma que el gobierno federal concedió ayudas por $1.4 billones para Educación; $1.4 billones para salud, $800 millones para vivienda, y $2.2 billones para Asistencia Nutricional y Mujeres, Infantes y Niños.
PREXIT no es una opción para romper los lazos con nuestra nación y
declarar la independencia. Solo la Estadidad garantiza la protección Constitucional de la soberanía estatal, permanencia de la Ciudadanía Americana, igualdad, progreso económico, la estabilidad de la unión permanente y devuelve la dignidad al pueblo de Puerto Rico poniéndole fin a siglos de colonialismo

Comments off

Nuestro futuro político; lunes 4 de julio

Nuestro futuro político; lunes 4 de julio
Hernán padilla

Algunos puertorriqueños proponen internacionalizar el estatus de PR invitando a la ONU a intervenir en los asuntos domésticos de los EEUU y piden al Comité de Descolonización de la ONU que reintegre a PR al listado de “países coloniales”. Otros insisten que la ONU debe poner en marcha un proceso de libre determinación para decidir nuestro futuro entre opciones no territoriales y no coloniales.

García Padilla, ocultando que el “ELA” no cuenta con el respaldo del pueblo de PR, que una mayoría revocó su consentimiento al estatus territorial y que el Tribunal Supremo concluyó que el ELA no tiene soberanía, alega que “el ELA es un status de gobierno propio como entidad política autónoma”. Aunque el PPD no quiere definirse, Acevedo Vilá pide que EEUU defina “los contornos jurídicos y económicos del ELA Soberano” como una asociación política.

Es imprudente y antidemocrático que sin un mandato del pueblo le soliciten al Comité de la ONU que sesione en P.R. y medie entre PR y los EE.UU. La ONU no es el foro para reclamar la solución del estatus. Puerto Rico ya rechazó el estatus territorial, y nunca ha favorecido ninguna forma de independencia como el ELA-soberano.

Las relaciones entre ciudadanos americanos es un asunto interno para reclamar derechos políticos dentro de la estructura constitucional nacional. No existe un un estado de derecho de la ONU sobre los asuntos políticos internos de las naciones miembros, ni EEUU ha consentido poder alguno sobre sus asuntos internos a la ONU, excepto en Tratados sobre derechos humanos.

Los EEUU se convirtieron en una nación de ciudadanos como consecuencia de la guerra civil y pertenece a “We the People”, porque la carta de derechos y los derechos civiles de cada ciudadano son supremos sobre el poder de las tres ramas de los gobiernos federales y de los estatales.

Aunque el Acta Jones de 1917 le otorgó la ciudadanía americana a los puertorriqueños, la Decimo Cuarta Enmienda de la Constitución la garantiza por encima del Acta Jones, porque después de la guerra civil obligaron a todos los estados a darle la ciudadanía a todos sus residentes nacidos en EEUU.

Aún así, el Acta de Naturalización de 1941 garantizó que todas las personas que nacen en una jurisdicción subordinada a los Estados Unidos, incluyendo el territorio de Puerto Rico, serían ciudadanos de los Estados Unidos. La Ley del Gobernador Electo del 1947 expandió el alcance de la Constitución de EEUU a los puertorriqueños y estableció que los derechos, privilegios e inmunidades de los Estados Unidos se respetarán en el territorio de Puerto Rico hasta el mismo grado que si Puerto Rico fuese un estado de la Unión sujeto a las disposiciones del Artículo IV de la Constitución.

La independencia reteniendo la ciudadanía americana no es y nunca será una opción constitucional para los ciudadanos de EEUU residentes en PR. La estadidad es el único status político que preserva y garantiza constitucionalmente la Ciudadanía de los Estados Unidos para la presente y las futuras generaciones. Aún no hemos hecho una solicitud oficial de admisión como estado y para ingresar a la unión se requiere un voto mayoritario del Congreso, la única Rama que puede admitir nuevos estados por una mayoría simple.

Solicitar y ser admitidos como estado es un verdadero pacto permanente ya que la Constitución no provee mecanismo para la secesión de un estado, ni un territorio organizado de ciudadanos como PR.

PR es parte de EEUU, cónsono con el espíritu de los arquitectos de EEUU de adquirir, organizar y admitir territorios. Nuestro futuro político está en nuestras manos y solo el Congreso conjuntamente con el voto mayoritario del pueblo de PR hará realidad la integración con nuestros conciudadanos en los 50 estados que logre la igualdad de derechos civiles, constitucionales y responsabilidades.

Comments off