Archive for August, 2018

Otro nuevo plan fiscal, lunes 27 de agosto, 2018

Otro nuevo plan fiscal, 27 de agosto, 2018
Hernán Padilla
En el 2014 García Padilla declaro a Puerto Rico en quiebra, obligando al Congreso a crear la Junta de Control Fiscal. Su administración nunca sometió un Plan Fiscal requerido por la Junta.

En enero del 2017, el gobernador presentó a la Junta aprobó su primer Plan Fiscal. También presentó su visión del modelo socioeconómico, pasos para reestructurar la economía y las finanzas públicas, así como múltiples reformas para rescatar y fortalecer a PR, pero los huracanes del 2017 destruyeron la infraestructura y se necesitan billones para reconstruir y levantar la Isla.

Ante las diferencias entre la Junta, el Ejecutivo y la Legislatura de PR en cuanto al presupuesto para el 2018-19, la Junta certificó su propio presupuesto. El Gobierno y la Legislatura demandaron a la JSF. La Junta contestó que “el presupuesto aprobado es cónsono con el plan fiscal certificado y con el estatuto federal.

La Juez Taylor Swain sostuvo el poder de la Junta basado en la Ley PROMESA, y la Junta le requirió al gobierno un nuevo Plan Fiscal y a la Legislatura informes mensuales sobre como gasta su presupuesto y exigió a varias agencias estatales que envíen datos presupuestarios y una reconciliación bancaria mensual. El mandato intensifica las diferencias entre la JSF y la Legislatura, y el Senado requiere informes similares de la Junta. Por el bien de Puerto, urge resolver las diferencias.

El nuevo Plan Fiscal sometido por el Gobernador mantiene el Bono de Navidad para los empleados públicos y rechaza la cantidad de la reducción de las pensiones Propone ajustes en gastos de personal por unos $290 millones y $57 millones en beneficios del plan médico para que sean efectivos en el 2020.
El gobierno calcula $200 millones menos en gastos del programa de MI Salud; redistribuye $32,8 millones de otras agencias al Departamento de Seguridad; garantiza aumentos de salario a los maestros y policías; y reduce el recorte de gastos de personal de la policía y del Departamento de Salud.

Rosselló sostiene que “Este Plan Fiscal revisado insiste en los fondos que necesitamos para nuestro progreso y la protección de los sectores más vulnerables como nuestros pensionados y empleados públicos”.

Contrario a lo solicitado por la junta fiscal, el gobierno proyectó menos gastos en Medicaid; y aumentó la sostenibilidad de la deuda por unos $5,000 millones adicionales al acordado con los bonistas de COFINA para un pago de $32,300 millones y un pago anual de $620 millones durante 20 años y $806 millones en 40 años. El Plan Fiscal de Rosselló contempla un aumento en fondos federales y recuperación de fondos de las aseguradoras privadas de $62.3 Billones a $88 Billones en un periodo de 14 años.
El Plan de Rosselló apunta hacia una perdida poblacional de 11.2% y una población de 2,953,000 personas en 6 años. Peor aún, expertos predicen una población de solo dos millones en el 2050. Miles de ciudadanos buscan trato igual y aspiran a tener los mismos derechos constitucionales, voto y representación en el gobierno federal, así como seguridad, servicios de salud, educación, empleos y estabilidad.

El gobierno ignora el impacto social y económico de esa disminución poblacional y no han adoptado un Plan Poblacional para retener y atraer nueva población, tan necesario para un desarrollo económico sostenible.

Por suerte para la economía y los pequeños negocios en Puerto Rico, una nueva legislación federal concede un crédito o reintegro de $2,400 a los negocios en los Estados y hasta $1,920 por cada empleado retenido y a quien se le haya pagado durante la emergencia. Este beneficio federal puede representar entre $20,000 a $40,000 para las PYMES para compensar por gastos incurridos. Los $300 millones federales han beneficiado a cerca de 6,000 negocios.

Bajo el estatus territorial, el Congreso nos da un trato desigual. Urge garantizar a los puertorriqueños en la isla los mismos derechos y oportunidades que tienen nuestros conciudadanos en los 50 estados, que solo se logra convirtiendo a PR en otro Estado de la Unión.

Comments

Queremos resolver la inferioridad política; lunes, 13 de agosto, 2018

Queremos resolver la inferioridad política; lunes, 13 de agosto, 2018

Hernán Padilla

El experimento político de décadas de subdesarrollo colonial fracasó. La evidencia abunda: el colapso fiscal gubernamental y de la economía; la pobreza que afecta a más del 50% de la población; 40 municipios bajo el nivel federal de pobreza y en condición de insolvencia operacional.

El federal subsidia 525,000 familias para las necesidades básicas, vivienda y alimentación; 1,500,000 personas reciben servicios de salud de “Medicaid”. Más de 700,000 niños viven debajo del nivel de pobreza y dependen por completo de las ayudas federales para la salud, educación pre-escolar, comida en las escuelas, y servicios sociales y 409,747 infantes dependen del Programa Especial de Nutrición Suplementaria.

Gracias a las leyes y política pública que permiten tratar la Isla como Estado para ciertos fines, muchos puertorriqueños han superado la pobreza, estancamiento y colapso del ELA-colonial. El total de fondos federales que ingresa anualmente a PR sobrepasa los $23.5Billones. Aun así, la inferioridad en asignaciones federales del territorio versus los estados es abismal.

La Government Accountability Office (GAO), radicó un informe sobre los efectos fiscales que tendría la estadidad sobre la economía de PR que proyecta un aumento de varios billones adicionales de trasferencias Federales. El Banco de la Reserva Federal considera que el aumento en transferencias federales estimularía la encomia significativamente, ya que la estadidad eliminaría el riesgo de la incertidumbre sobre el estatus político que afecta la inversión privada.

El GAO examinó 29 programas federales que representaban el 86% de los gastos federales para los 50 Estados en el 2010 y concluyó que el impacto mayor de la estadidad se sentirá en cuatro programas: Medicare, Medicaid, SNAP (Asistencia de Nutrición Suplementaria) y SSI (Seguro de Ingreso Suplementario).

En el 2010 el gasto de Medicare en Puerto Rico fue de $4,500 millones y con la Estadidad el gasto podría ser de hasta $6,000 millones al año; un aumento de $1.5 Billones. El gasto de Medicaid fue de $685 millones y podría aumentar a entre $1,100 millones a $2,100 millones con la Estadidad, un aumento de entre $400 millones a $1,500 millones al año.

En cuanto a la Asistencia Nutricional (SNAP) el gasto federal para el PAN fue de $1,900 millones, y bajo la Estadidad pudiera ser cerca de $2,600 millones. Como PR no participa actualmente de los beneficios del programa de Seguro Suplementario (SSI), bajo la Estadidad se calcula un gasto federal de entre $1,500 millones a $1,800 millones para los participantes en PR.

Con la Estadidad nuestra gente tendrá los programas del “Earned Income Tax Credit (EITC) y el Child Tax Credit (CTC)” que estimularían la economía por más de $1,000 millones anualmente. Si fuéramos un estado, las familias con dos niños con ingresos de $28,000/año, que pagan $1,736 en SS y $406 de Medicare, recibirían pagos de $4,622 por EITC y $2,000 por CTC.

El Huracán María demostró que la ayuda federal en casos de emergencia es fundamental para la preparación antes de una emergencia y los trabajos para la reconstrucción. El gobierno federal asignó más de $54 Billones para la estabilización, reconstrucción y construcción de la infraestructura. Ahora, el Gobernador Rosselló sometió al Congreso el Plan de Recuperación y solicita $139 Billones adicionales para la reconstrucción.

Aunque hemos recibido ayuda federal, la Isla no ha sido tratada como un Estado. La crisis económica y la quiebra fiscal obligaron al Congreso a imponer una Junta de Control Fiscal sobre el territorio colonial porque Puerto Rico no es un estado de la Unión. La Juez federal Swain sostuvo que el Congreso tiene poder para imponer políticas fiscales; y que “la Junta no está impedida de adoptar las recomendaciones de políticas rechazadas en un plan fiscal”.

Hay que ponerle fin al choque de poderes políticos, la quiebra fiscal y la parálisis del desarrollo económico. Llegó el momento de resolver la falta de igualdad, injusticia, limitaciones e inferioridad política bajo el Territorio-colonial. Somos ciudadanos de EEUU, y vivimos en un Territorio Organizado. Estamos listos para ser Estado para lograr un futuro de progreso y seguridad.

Comments off