Archive for May, 2018

Abren camino al dialogo, lunes 21 de mayo, 2018

Abren camino al dialogo, lunes 21 de mayo, 2018
Hernán Padilla

El informe del General Accountability Office (GAO) ordenado por el Congreso cuando se aprobó la ley PROMESA es un documento de gran importancia en estos momentos cuando se discute el colapso de la economía, la quiebra fiscal del gobierno, una deuda pendiente de $70.000 millones más $50.000 millones en pensiones sin financiación, mas de $1.500 millones vencidos desde agosto del 2015 y el efecto sobre la economía y la capacidad para pagar la deuda tras los huracanes Irma y María. Más aún, Puerto Rico no proporcionó consistentemente estados financieros auditados de los bonos municipales de manera puntual”.

El informe titulado: “Puerto Rico: Factores que Contribuyen a la Crisis de la Deuda y Posibles Medidas del Gobierno Federal para Abordarlos”, resaltó los déficits anuales persistentes, gastos que superan los ingresos, y el uso de préstamos para pagar por los déficits. Entre las principales razones identificaron prácticas inadecuadas de gestión fiscal y pobre supervisión de parte del gobierno, tal como presupuestos inflados, gastos más allá de las asignaciones legislativas, préstamos para equilibrar el presupuesto y no tomar acción para corregir la insuficiencia de fondos para gastos operacionales y los sistemas de retiro, entre otras.

Indica que la ley federal sobre triple exención contributiva a los bonos de PR promueve una gran demanda entre los bonistas y facilita al gobierno financiar los déficits con nuevos préstamos. Para evitar esa situación, el informe sugiere se considere modificar la exención de impuestos a dichos bonos y requerir que los inversionistas que residen fuera de PR estén sujetos a impuestos locales y estatales, pero a la vez reconocen que podría limitar la demanda por bonos para inversiones de capital.
El informe señala que la prolongada contracción económica está relacionada a la pérdida poblacional, migración de la fuerza laboral, fuga de talento, y el alto costo de la importación de mercancías y fuentes de energía.

Esta corta introducción nos lleva a examinar la gestión para acelerar la solución de los conflictos para así estabilizar y modernizar a PR y brindarle un mejor futuro.

La Directora Ejecutiva de la Junta, sostiene que es mejor para PR y los acreedores reestructurar y equilibrar la economía, dejar atrás el Título III de PROMESA y tener lo antes posible con un plan final del proceso de quiebra para evitar los costos legales de 75 demandas judiciales en contra el gobierno y para que PR logre un buen crédito y logre acceso al mercado de bonos.

La Junta informó al Gobernador que el presupuesto sometido por él viola el plan fiscal. La comunicación enfatiza que solo se sometió el presupuesto del Fondo General que representa el 40% del presupuesto consolidado de $21,000 millones y no incluyen referencia a 60% de las operaciones del gobierno. Además expresa que el presupuesto sometido tiene un déficit de $200 millones; no presentó las asignaciones del gobierno para la Administración de Seguros de Salud, las reservas adicionales más allá de la de emergencia de $130 millones en el plan fiscal, ni los fondos para la regionalización de servicios, entre otras.

Complace que el Gobernador Rosselló se reuniera con el presidente de la Junta de Supervisión Fiscal, y los Presidentes del Senado y la Cámara de Representantes para continuar la discusión sobre la situación fiscal de la Isla. Ha convocado una sesión permanente de diálogo y estuvo en conversaciones con varios miembros de la junta y participó en una reunión con la Junta en NY. Como resultado, Jennifer González solicitó a la Junta que no insista en la reforma laboral y recortes a las pensiones.

Según Ramón Rosario, “aquí hay un tranque evidente”. Dialogar es una buena iniciativa. Es necesario conversar y buscar soluciones a las diferencias y evitar confrontaciones legales en la Corte Federal. Resuenan sus palabras: “Tener un tranque y no tener diálogo a quien único termina afectando es a los puertorriqueños”. Me alegra que Rosselló busque acuerdos con la Junta. Solicitó y logró posponer la fecha para entregar un presupuesto enmendado. Abrieron el camino al diálogo. Hay que saberlo caminar.

Comments off

Puerto Rico no es Detroit; lunes 7 de mayo, 2018

Puerto Rico no es Detroit; lunes 7 de mayo, 2018
Hernán Padilla
Cada día se complica más la relación entre el gobierno de Puerto Rico y la Junta de Supervisión Fiscal. Mientras tanto, se informa que la Ciudad de Detroit acaba de ser liberada de la Junta que supervisaba las finanzas desde el 2013.

Existen diferencias legales, constitucionales y fiscales entre Detroit y el territorio colonial de Puerto Rico. Detroit ha estado bajo supervision federal o estatal desde el 1977. En el 2013, el gobierno estatal nombró la Comisión de Supervision Fiscal Estatal, limitó los poderes de la Legislatura Municipal y Alcalde y logró la reestructuración de la deuda pública de $7 billones. Detroit se acogió al Capítulo 9 de la Ley de Quiebras federal y salió de la bancarrota en el 2014.

Cuando la Ciudad sometió tres Auditorias Fiscales certificadas con un presupuesto balanceado, la Comisión Estatal dio por terminada su intervención y la Ciudad recuperó su autonomía fiscal. La Comisión Estatal continuará monitoreando la estabilidad fiscal de la Ciudad por diez años y podría tomar acción si ocurre algún déficit. “Moody’s’” estableció la capacidad crediticia de Detroit como B1 con una proyección positiva. La Ciudad ha creado un fondo para comenzar a pagar las deudas y hacer aportaciones a las pensiones.

En cuanto a Puerto Rico se refiere, todos conocen que cuando la clasificación crediticia del gobierno central, el BGF y las corporaciones públicas fue degradada a chatarra, García Padilla declaró que la deuda era impagable, pero olvidó que el ELA colonial no tiene autoridad legal para solicitar protección bajo el Capítulo 9 de la Ley de Quiebras federal. El gobierno fracasó para manejar la crisis fiscal y el Congreso solicitó estados financieros auditados e informes sobre las finanzas de Puerto Rico, su plan para reducir el gigantismo gubernamental, reestructurar las corporaciones públicas, operar con un presupuesto balanceado y reducir sus gastos.

Ante el colapso, el Gobierno de PR solicitó a;l Congreso la protección de la quiebra que obligó al Congreso a aprobar la Ley PROMESA y una junta independiente con poderes y autoridad para supervisar las operaciones del gobierno, reestructurar la deuda y ayudar a que la isla tenga acceso al mercado de bonos. La Junta no es una agencia federal, pero tiene autoridad para aprobar y certificar los planes fiscales y los presupuestos sometidos por el gobernador y la Legislatura.

Al comenzar las discrepancias entre el gobierno de PR y la Junta, la Juez Laura Taylor Swain intervino y decidió que la Junta no tenía autoridad para nombrar un síndico en la AEE. Basado en esa decisión, el Gobernador sostuvo que la Junta no tiene poder sobre el gobierno y que la administración pública se mantiene bajo el gobierno electo.

Detroit es una ciudad con una población menor que la de Puerto Rico, un territorio colonial que aspira a ser estado. Ambos han sido afectados por el desplome de la economía y la quiebra fiscal de su gobierno. Detroit está sujeto a una Junta de Supervisión Fiscal Estatal y en Puerto Rico a la Junta Fiscal fue creada por el Congreso.

Detroit se sometió al proceso, hoy celebra que ha salido de la quiebra y tiene un futuro prometedor. Puerto Rico apenas comienza el proceso, aún no se ha reestructurado la deuda y se cuestionan los poderes de la Junta que tendrán que definirse en la Corte federal,

Ramón Ponte, Presidente del Colegio de Contadores Públicos, sostiene que se critican las medidas de austeridad como si fueran opcionales e ignoramos la raíz del problema. Por años, nuestros gobiernos gastaron por encima de nuestros ingresos, tomaron prestado para cubrir los déficits. Los recortes de gastos son consecuencia de la falta de recursos y de acceso a los mercados de capital. No podemos gastar lo que no tenemos. Las obligaciones con bonistas y pensionados son enormes.

Concurro con Ponte: “Las reformas estructurales que el gobierno impulsa son necesarias. Enfoquemos la discusión en mejorar las propuestas. Tenemos que transformar el gobierno”. Por Puerto Rico, urge reestructurar, acordar, presupuestar, reservar fondos y comenzar a pagar las deudas negociadas.

Comments off