URGE DETENER PERDIDA POBLACIONAL, Lunes 4 de diciembre de 2017

URGE DETENER PERDIDA POBLACIONAL, Lunes 4 de diciembre de 2017
Hernán Padilla
En estos momentos de crisis, no podemos ignorar que cientos de miles de residentes abandonan la isla y se mudan a los 50 Estados. La desesperanza los obliga a buscar seguridad económica y mejor calidad de vida.
Un factor determinante que provoca la fuga poblacional es la desigualdad económica. Según el censo federal del 2010, el ingreso familiar promedio en Puerto Rico era $19,183, mientras que el ingreso promedio familiar más bajo en los estados era de $37,479, más del 50% de los municipios y 48% de la población vivía bajo los niveles de pobreza.
Según Pew Research del 1981-2000 la migración neta fue 12,000 personas anuales, mientras que entre 2013 y 2016 se fueron a los 50 estados 65,000 personas anualmente, los investigadores Meléndez e Hinojosa proyectan una pérdida adicional de 470,000 del 2017 al 2019.
Urge que el gobierno y la Legislatura presenten planes concretos para detener el espiral poblacional y atraer nueva población. Desde mucho antes de María, la crisis fiscal y económica impulsaba una continua pérdida poblacional.
Entre los años 1940-60, el Gobierno de Puerto Rico promovió la migración de cerca de un millón de personas como mecanismo de control poblacional, incluyendo el Programa de Migrantes del 1948 para emplear puertorriqueños en faenas agrícolas en el continente. En la década del 2000, unos 297,750 abandonaron la Isla en busca de empleo.
Concurro con el economista Gustavo Vélez: “La fuga poblacional tiene un alto costo social y económico” y “el impacto sobre el sector de la vivienda es devastador”. Por ejemplo, perder 83,000 personas equivale a 26,900 unidades de vivienda que no se venden o se alquilan, afectando los dueños, la construcción y la economía. Entre los años 2000 y 2010 aproximadamente 576,000 se fueron de PR, lo que representa una pérdida de ingresos potenciales de unos $3 Billones. Según el Censo 2010 había en Puerto Rico 262,000 viviendas vacías, situación que se empeora después del huracán. Ese espiral se repite en todos los sectores de PR.
El DTRH informó de que después del huracán solo había 940,000 personas empleadas, y que la tasa de participación laboral cayó a 38.6%. El Profesor Jaime Benson expresó que la contracción económica de una década complicada por decisiones equívocas y la falta de transparencia durante la administración de AGP llevaron a Puerto Rico a la insolvencia.
Varios economistas consideran que las pérdidas causadas por el huracán podrían alcanzar más de $115 billones, sin contar pérdidas en los negocios, proyectan otra contracción en la economía. El impacto inmediato del huracán ha causado cierre de negocios, pérdida de empleos, y acelera la fuga poblacional. Por eso, las gestiones de Ricardo Rosselló y Jennifer González para lograr ayuda federal para la recuperación, reconstrucción y modernización de PR son crucial y críticas.
Benson enfatiza que la falta de poderes e incertidumbre sobre nuestro futuro político debido a la condición territorial/colonial ha paralizado el flujo de inversiones, al punto que la inversión directa privada real decreció por 70.3% entre el 2004 y el 2012.
En resumen, el movimiento poblacional obedece a la búsqueda de seguridad, progreso y plenas garantías constitucionales. Los puertorriqueños que se van rechazan la inferioridad, desempleo y desesperanza y buscan la igualdad de derechos y oportunidades que les corresponde como ciudadanos americanos.
Ante la crisis causada por el huracán, el desplome económico, la condición territorial/colonial y el desplazamiento poblacional, urge tomar acción para detener la pérdida y atraer nueva población. El ciclo de ese desplazamiento poblacional crónico y acelerado lleva al cierre fuentes de empleos, como negocios, comercios, escuelas y otros, que conduce a más pérdida poblacional.
Exhorto al Gobernador y a los líderes legislativos a designar una agencia líder para dirigir el esfuerzo, comenzando con un estudio comprensivo y detallado de las causas del desplazamiento y que presenten un plan específico para repoblar la Isla, incluyendo medidas para resolver la condición política que arrastra la economía.

Leave a Comment